Destacamos, En la cocina

Tipos de malta base para elaborar cerveza

Para hacer cerveza es indispensable disponer de una buena malta, además de agua y lúpulo. La malta es un grano de un cereal que se ha dejado germinar unos días en un lugar húmedo y que posteriormente se seca mediante un proceso de calentamiento. Hay diferentes tipos de malta base y cada uno de ellos otorgará unos matices distintos a las elaboraciones caseras.

Los maestros malteadores son los responsables de convertir esos granos, que puede ser de cebada (la más usada en cerveza), de trigo, de espelta o de centeno, en los distintos tipos de malta que luego usaremos los homebrewers para elaborar nuestra cerveza. La malta aporta sabor y color a nuestra creación, pero además es necesaria para la fermentación.

En Cocinista trabajamos con maltas base de los malteadores Brewferm, Castle Malting y Multons. Las servimos enteras y molidas. Si las queréis molidas, debéis saber que las molemos el día anterior al envío del pedido para conseguir su máxima frescura.

En nuestra tienda puedes encontrar diferentes tipos de malta base. Os dejamos una pequeña lista con algunas.

En Reino Unido la adoran. La malta Maris Otter usa una cebada de dos hileras, bastante diastásica y por lo tanto fácil de macerar. Se utiliza para realizar IPAs, Ales, Bitters, Porters y Stouts. No obstante es muy versátil por lo que muchos cerveceros la usan también de malta base para cervezas de estilo americano y alemán.

La malta Munich tiene un poder enzimático bajo por lo que se recomienda mezclar con otras maltas más diastáticas. Tiene unas características que además de dar color a la cerveza, aportan un sabor fresco a grano de malta.

La Malta Pale Ale es quizá una de las más utilizadas a nivel mundial. Es una malta base muy bien modificada, con un alto nivel de enzimático, lo que hace que a veces no se necesite más que este tipo de malta para realizar la receta. Dota a las elaboraciones de un color dorado muy característico.

Por su parte la Malta Pilsner  es de origen europeo, siendo una de las maltas base más claras que existen. Es usada para cervezas muy suaves y ligeras. Tiene bastantes azúcares no fermentables que harán que el gusto final de la cerveza sea un poco dulce.

La Malta Viena es una malta con mucha fuerza. Se puede usar de manera única en la receta ya que tiene unos niveles enzimáticos muy altos. Libera una gran cantidad de azúcares y aporta un rico sabor a grano y un color anaranjado a la cerveza.

En Cocinista contamos también con maltas especiales en grano que pueden dar unas características determinadas a la cervezas. No dejes de visitar nuestra sección de maltas especiales para conocerlas todas. Y si tienes cualquier pregunta, no dudes en consultarnos.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Encuentra todo lo que necesitas para cocinar

www.cocinista.es

Introduce tu dirección de email para seguir éste blog y recibir notificaciones por email.

Únete a otros 298 seguidores

Sigue al cocinista

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: