Misterio en la cocina

Llamando a la Benemérita

Novela la marca del meridiano de Lorenzo Vila

Porque no todo van a ser autores extranjeros, también queremos darle cabida en nuestra sección de “Misterio en la cocina” a autores patrios. En este caso se trata de Lorenzo Silva y de una de sus novelas que tienen como personajes principales a los ya famosos Bevilacqua y Chamorro, ambos guardias civiles destacados en la unidad de crímenes contra las personas (asesinatos, para entendernos). La novela, que tiene por título “La marca del meridiano”, es curiosamente actual y por momentos parece que en vez de un libro uno estuviese leyendo los periódicos donde se narran los más recientes acaecimientos nacionales, incluido los recortes presupuestarios. Y como prueba de que la novela es muy reciente decir que ha sido la ganadora del premio Planeta en su edición del año 2012. Está bien que en el Planeta premien novela policíaca española.

Y, por entrar un poco en la historia, se inicia con la investigación de un guardia civil ya retirado y que en su tiempo fue superior directo y “maestro” como él mismo dice de Bevilacqua. Se desarrolla entre distintas comunidades autónomas, con la ya consabida complejidad que implica la coordinación entre distintos cuerpos policiales. Además del equipo de Bevilacqua y Chamorro, intervienen en el caso la unidad de servicios internos de la Guardia Civil y los Mossos en Cataluña, lugar donde transcurre el final de la novela. Y es en Cataluña de donde sacamos el detalle culinario de la novela cunado Bevilacqua con sus dos colaboradores recién llegados de Madrid deciden darse un pequeño homenaje comiéndose unos calçots aprovechando que están de temporada.

¡Buena idea! El calçot, como muchos sabréis, es una cebolla que se recoge antes de que se desarrolle completamente su bulbo y para hacer una calçotada, la cebolla se cocina directamente sobre una llama, preferentemente de sarmiento. Obviamente la parte que entra en contacto con el fuego se quema y se ennegrece, pero una vez eliminada, el tallo central está tierno y dulce y es una delicia. Se suele acompañar con salsa romanesco, un majado de tomate horneado, ñoras y almendras, con sal y aceite. La combinación, como he dicho, es una maravilla y bien vale lo que uno se ensucia al pelar con los dedos los calçots chamuscados.

Volviendo a la novela de Lorenzo Silva, decir que va ganando ritmo a medida que avanza la historia y te engancha. Tiene también cierta gracias ver como nuestras fuerzas de seguridad usan los mismos medios “modernos” en su lucha contra los malos que otras policías del mundo que tal vez estemos más acostumbrados a ver en novelas policíacas. No faltan las escuchas telefónicas, el hacking de cuentas de correos e incluso la obtención de pistas mediante Facebook y similares. Nos confirma que la revolución Internet hace tiempo que también llegó a la Guardia Civil, menos mal.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Encuentra todo lo que necesitas para cocinar

www.cocinista.es

Visítanos en www.cocinista.es

Introduce tu dirección de email para seguir éste blog y recibir notificaciones por email.

Únete a otros 256 seguidores

Sigue al cocinista

A %d blogueros les gusta esto: