Misterio en la cocina

¿Refugio seguro?

safehavenA veces me lanzo a comprar una novela por el simple hecho de estar en la lista de los best sellers del New York Times. Es una manera de descubrir nuevos escritores. Y esta vez le ha tocado a Nicholas Sparks (que de nuevo tiene poco, pero es nuevo para mí) y a su novela “Safe Haven” que supongo que traducirán como “Refugio Seguro” salvo que al que le corresponde poner los títulos tenga un día creativo.

Y esto de escoger un libro teniendo pocas referencias, tiene sus riesgos. No me entendáis mal, no es una mala novela. Está bien escrita, tiene ritmo, misterio, su parte romántica y un final bastante inesperado. Pero no acaba de ser mi estilo. Trata de una mujer que huye de un marido violento que la degrada y maltrata y que intenta reconstruir su vida en otro lugar. Conoce a nueva gente, hace nuevos amigos e intenta olvidar su turbulento y desagradable pasado. Todo transcurre en una ambiente genuinamente americano y la novela describe muy bien la forma de vida de la América no urbana pero con buen nivel de vida.

Y como buenos americanos, en un momento de la historia toca ir al borde del mar a hacer una barbacoa. Se cumplen todos los estereotipos. Barbacoa de carbón que se instala a no más de 10 metros del coche en el que se han llevado todo tipo de utensilios, sillas, mesas y por supuesto mucha comida y bebida. Y esta forma de vida americana puede tener sus detractores pero desde aquí lanzo un alegato a favor de las barbacoas y en concreto al amplísimo mundo de las salsas barbacoa que se ha desarrollado en los Estados Unidos. Existen infinidad de marcas, algunas nacionales, muchas locales. Muchos americanos hacen sus propias salsas y lo cierto es que algunas son simplemente maravillosas y son capaces de convertir en un manjar al más triste trozo de carne.

Desde Cocinista os intentamos acercar a ese maravilloso mundo y os proponemos dos salsas hechas a base de Bourbon (tenemos muchas más, pero había que elegir unas pocas). Se trata de las salsas Jim Beam. Y por cierto, si no tienes barbacoa, has de saber que también se pueden usar estas salsas para costillas o pollo que hagamos en el horno. Obviamente no cogerán el especial sabor del carbón, pero seguirán siendo un plato delicioso que gustará a todos.

Bueno, que disfrutéis de la salsa barbacoa. Ah, y si sois más de cine que de leer, sabed que se ha hecho una película usando esta novela como guión.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Encuentra todo lo que necesitas para cocinar

www.cocinista.es

Introduce tu dirección de email para seguir éste blog y recibir notificaciones por email.

Únete a otros 285 seguidores

Sigue al cocinista

A %d blogueros les gusta esto: